febrero 10, 2016

What's Love...? With a #ChronicIllnes

Cuando se tiene un enfermedad crónica una relación de pareja no es fácil. De hecho, muchas relaciones se llegan a destruir tan sólo por esta causa y siendo la persona sana la que rompe en la gran mayoría de los casos.

Es complicado porque tu pareja nunca llega a entenderte y menos en mi caso, que soy bastante "burrita" y aunque esté con los higadillos fuera, no paro. Entonces lo que pasa es que se olvidan de que estás enferma, y la ayuda que puedas recibir de la otra persona desaparece. ¿Qué debo de hacer entonces? Quizás la solución sería estar todo el día tirada, quejándome y sin hacer nada (y no exageraría).



Lo siento, pero no es mi estilo. Me han pasado muchas cosas en esta vida y a cual más dura, y esto me ha hecho fuerte y luchadora. No me dejo vencer tan fácilmente.

Sé que no es una camino de rosas para la pareja el convivir con nuestros días malos: cambios de humor que se deben al dolor o la medicación normalmente, preocupaciones, miedos. Pero es que llega un momento que nuestros síntomas los normalizan. Por ejemplo: estás rabiando de dolor o vomitando y como si nada... se vuelve algo normal. Y es en esos momentos cuando más lo necesitas aunque no pueda hacer nada para mitigarlo, una caricia, una mirada, una palabra de ánimo... ¡Eso calma más que mil opiáceos o antieméticos!




Todo esto lleva a discusiones y más discusiones, nervios, estrés... Estas cosas que las tenemos contraindicadas para nuestra enfermedad. Y entonces es cuando pienso: ¿Me bajo del barco? ¿No sería mejor estar sola? Porque si no recibes por un lado lo que necesitas, y encima lo que te llevas es contraproducente para tu enfermedad... Si se queda a tu lado que luche contigo en la batalla, no que sea un simple espectador de tu tragedia.

No lo sé amig@s, no lo sé...

Y el mejor video musical para este post : Tina Turner - What's Love Got to Do With It.



Imágenes:
  • Khristop
  • Cbtelevisión.


12 comentarios:

  1. Difícil aconsejarte. Como lo planteas, un dilema muy personal. Lo que puedo decirte es que escribes de maravilla, que llegas y que trasladas sentimientos muy intensos. Y que seguro que te sobra inteligencia emocional para decidir tu mejor futuro. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras. Momentos de decisiones difíciles. Haga lo que haga espero acertar.
      Gracias por pasarte por el blog. Un fuerte abrazo.:)

      Eliminar
  2. Soltera y bien soltera. Y con eso ya digo lo que sería tener una pareja para mí en estos años.
    De hecho, no verás que escriba post para San Valentin o toque el tema del amor en mi blog. Porque algo muy personal y en mi caso, tengo las cosas muy claras.
    Hagas lo que hagas te irá bien, porque no será fruto de un arrebato. Sino una decisión consciente mirando lo mejor para ti.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes lo que me acuerdo de ti en este tema. Bien cierto lo de mejor solo que mal acompañado.
      Como las cosas no vienen de ahora, pues como que ya una va viendo la salida, aunque muchas veces no se quiera ver... Pero un poquito de egoísmo en estos casos, es saludable.

      Un besazo muy grande! :*

      Eliminar
    2. Ana... me estoy viendo reflejada en tu post. Sólo te digo eso... y mucho ánimo.
      Besos

      Eliminar
    3. Hay que seguir luchando amiga, aunque sea muy duro... Un abrazo muy fuerte.
      A ver si cambia la cosa, antes de que tenga yo que cambiarla del todo.
      :*

      Eliminar
  3. Es difícil convivir con la enfermedad. Lo es para quienes la sufrimos y también para quienes nos acompañan.Ellos no sienten lo que sentimos: dolores, malestar, síntomas, secuelas, miedos, efectos secundarios...Todo muy difícil de explicar e imagino que también de entender. Hace falta amor de ese que no falla, que se pone en tu piel y te acompaña en los buenos y malos días. No todo el mundo está hecho de esa pasta. Un abrazo Ana, te deseo lo mejor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, no es fácil. Por eso si te quedas con una persona con una enfermedad crónica, hay que quedarse para lo bueno y lo malo. E intentar facilitarle su vida que ya de por sí es muy complicada.

      Un abrazo y gracias por tu comentario y buenos deseos.

      Eliminar
    2. Que gran articulo Ana,yo me siento super identificada,vamos como si lo hubiera escrito yo.Besotes guapa.

      Eliminar
    3. Vaya, al final va a ser que a todas nos pasa algo similar... Está claro que a una persona con cierta enfermedad quien mejor le entiende es otra persona que esté en igual o similar situación.
      Al menos nos tenemos los unos a los otros, me alegra mucho que los pacientes en general estemos cada vez más unidos.

      Un fuerte abrazo Paquita! :*

      Eliminar
  4. Adoro esa canción!
    Si que es difícil llevar una relación entre un crónico y un sano, muy difícil.
    Yo tengo mucha suerte, tengo que reconocer que mi enfermedad es lo más importante en mi casa, pero aún así (o precisamente por eso) es muy difícil vivir en equilibrio.
    Espero que hayas pasado un día maravilloso niña, feliz San Valentin!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que envidia sana que me das!! Pero sí, es muy complicado y más aún cuando se tiene una de estas enfermedades "invisibles".
      Pues mi San Valentín a mi rollo! Gimnasio, casa y poco más. Realmente el amor de mi vida y el que más se preocupa y me quiere es mi peque, ¿para qué más? ;)

      Espero que tú lo hayas disfrutado muy mucho. Un besazo! <3

      P.D.- Tina Turner es la mejor! ;)

      Eliminar