noviembre 12, 2015

Atrapados en la Red

Internet y las redes sociales son una gran invención que nos permite comunicarnos, expresarnos, compartir experiencias, conocer a gente nueva, obtener información (buena y mala) y en el ámbito de los que somos pacientes puede ayudarnos a llevar mejor nuestras enfermedades, ya que podemos hacer lo mismo pero con personas que viven en una situación igual o similar a la nuestra.Y quién mejor nos puede entender que alguien que está viviendo en sus carnes una enfermedad, un dolor, una incapacidad como la tuya... También podemos contactar con profesionales de la salud que en cierto modo también nos pueden apoyar y/o ayudar.
Ahora bien, ¿qué sucede si empiezas a encontrar en las redes e internet una evasión de la realidad? Cuando tu vida empieza a girar y depender de esto, y pasas las 24 horas del día pendiente de un ordenador, tablet o móvil. Olvidándote de que hay una vida real y personas reales. Ahí comienza un serio problema, comienza una adicción.




Normalmente esta adicción viene por otro problema previo: soledad, baja autoestima, una enfermedad que te incapacita el poder hacer ciertas cosas, depresión, la falta de amigos reales, la timidez... Pueden ser muchos los factores que empujan a una persona a encerrarse en un mundo virtual, y no ver vida más allá de ello.
La persona comienza a aislarse de su entorno encerrándose en sí mismo, deja de atender sus quehaceres cotidianos, su familia, amigos, abandona sus aficiones cambiando todo por una pantalla y una conexión a internet.



A estos síntomas le añadimos cambios bruscos de humor, ansiedad, cambios en el patrón del sueño. Por un fallo en la conexión se puede llegar a montar una auténtica tragedia...
Según estudios esta adicción afectaría a un 8-10% de usuarios de internet, y no tiene edad. Puede ser un niño, un adolescente, adulto. Cualquiera que esté en una posición de vulnerabilidad.

Este abuso provoca serios problemas de salud: posturales, visión, obsesividad, ansiedad, estrés, abstinencia, fatiga física y mental, problemas de memoria y de atención. Normalmente, quienes padecen esta adicción no aceptan que tienen este problema y los familiares o allegados tampoco saben cómo ayudarles.



No quiero demonizar la tecnología y las redes sociales. Mirar el correo, conectarte un rato, chatear y demás cosas que se pueden hacer en la red no es sinónimo de adicción.

Como he dicho antes, si se le da un buen uso es una herramienta de gran ayuda en todos los sentidos. Lo malo es acostarte y no poder dormir pensando en las redes, en hacer de ello una obligación, un deber que tienes que hacer. Levantarte y antes de quitarte las legañas encender el ordenador, eso si es que lo apagaste.

Hay que hacer un uso racional de las nuevas tecnologías, estableciendo prioridades y manejarlas nosotros a ellas, no que nos manejen a nosotros.




¿Por qué os cuento todo esto? Pues porque a mi me ha pasado. Aquellos que me siguen por las redes habrán visto que he anunciado unas "vacaciones". De tarde en tarde echo un vistazo, pero no estoy compulsivamente como he estado hasta hace bien poco, y os aseguro que no va a volver a ser igual. He estado al filo de caer en una espiral de la cual podría haber sido difícil de salir y bastante tengo ya con mis "otros males", que no son pocos...

Encontré un test para saber si eres adicto a internet, parece una tontería pero no lo es. No me hizo falta hacerlo, pero por si quieres echarle un vistazo lo puedes encontrar AQUÍ 

Y sin más comentarios, un buen temita para cerrar este post: "I Want Out" de los "Helloween". ¡Hasta la próxima!








Imágenes:
  • Delitos En La Red Rivera.
  • Noticias Montreal.
  • Webconsultas.
  • Red Users.


Fuentes de información:

  • www.webconsultas.com
  • http://www.centroima.com.ar
  • Mi experiencia personal.




4 comentarios:

  1. Una vez más aprendiendo y superándote.

    ResponderEliminar
  2. Gracias cariño. A veces es inevitable errar, pero en donde reside la importancia y la valentía es en levantarse, corregir y seguir hacia adelante.
    Un besazo! :*

    ResponderEliminar
  3. A mí tampoco me hace falta ese test para saber que me paso la vida en internet. Todo el tiempo. TODO. Pero yo no tengo nada. No tengo una familia como tú, nadie a quien atender, nada qué hacer... Así que tampoco tengo otras opciones. Apagar el pc y ¿qué? ¿Ver la tele? Pues para eso interacciono con "gente". Cuando tenga algo por lo seguir en el mundo real, desconectaré del virtual. Hasta entonces, aquí soy virtualmente feliz :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues también es válido en ese caso!!! A ver, qué vas a hacer! Lo malo es lo que me ha pasado a mí! Y para ver la tele, mejor internet y comentar mi blog! Jejeje! ;)
      Un abrazo!

      Eliminar