noviembre 01, 2015

Pastillitas por aquí, pastillitas por allá. Organización ante todo!

El otro día tuve con unas amigas una charla en Twitter (dentro de las posibilidades que ofrecen los tuits...) sobre la cantidad de pastillas que tomamos las personas que tenemos lupus. Si las contábamos o no para no perdernos, y demás.

De ahí surge la idea de este post, ya que este tema no sólo incumbe a pacientes de lupus, sino también a cualquier persona con una enfermedad crónica, pues tenemos una media de pastillas diarias muy elevada, y siempre podemos confundir la pastilla azul con la "colorá", olvidarnos de tomar alguna o tomar una ración doble. Cosas que nos pueden llevar a urgencias de cabeza. Me parece tan importante la adherencia al tratamiento como la organización del mismo.


Lo más cómodo y seguro es hacerte con un pastillero con múltiples casillas, semanal y al ser posible de colores, así seguramente te resultará más fácil localizar las pastillas que tienes que tomar en su momento. Los tienes incluso con alarma para que te avisen de cuando te toca la dosis, eso ya según la necesidad de cada uno. Yo por ahora me acuerdo, y si no tiro de la alarma del móvil, que también ayuda.




Es muy importante que tú mismo te prepares el pastillero una vez a la semana (en caso de que sea semanal) y que seas consciente de lo que tomas a diario. Es más fácil que así te des cuenta de que algo falla y hayas cometido un error a la hora de prepararlo, y que te digas eso de: "Uy, me parece a mí que estas son pocas pastillas....". A parte de que siempre viene bien saber lo que tomas por si vas a urgencias, a otro médico que no sepa tu historial, etc. Ten a mano la hoja de medicación que te suele dar el médico de familia, o también puedes descargarte un cuadro de medicación y completarlo AQUÍ. Si no te aclaras muy bien de cómo hacerlo, también te dejo las instrucciones.

¡Vamos a prepararlo pues! Lávate bien las manos y ten a mano tu hoja de medicación para ver cuándo, cuánto y el qué te toca en cada momento. Un buen truco es repartir primero un fármaco en cada casillero correspondiente y luego comenzar con otro, en lugar de prepararlo por tomas: Desayuno, media mañana, comida y demás.



Si tienes algún medicamento que no lo introduzcas en el pastillero, por tamaño, formato o porque no te cabe de tantas pastillas que tienes en ese casillero, conviene que tengas alguna chuleta junto al pastillero o similar que te lo recuerde.

Conserva tus medicinas, tanto las cajas como el pastillero fuera de la exposición solar, con la temperatura y humedad adecuadas. Esto último en verano y en plena ola de calor es más complicado, pero siempre tenemos algun rincón más fresquito en casa.



Y por último voy a presumir de pastillero (sé que lo estabas deseando). Os cuelgo una foto de una de las mejores inversiones que he hecho en mi vida. Como dije en un post, suena como muy triste pero es la verdad.

Chulo ¿eh?



Espero poder haberte ayudado con este post a llevar un poco mejor el control de tu tratamiento, a mejorar la adherencia y evitar errores desagradables.

Y el video elegido essssssssss: Hombre G - "Voy a pasármelo bien". Ya sabéis que elijo lo que suena en mi cabeza mientras escribo el post ;)






Imágenes:
  • Quiérete Bien.
  • Amazon.
  • MeriStation.
  • Limpiezas Diogenes.
  • Aenima666.


Fuentes de información, a parte de la propia experiencia como polimedicada que soy:
  • www.limpiezasdiogenes.es 
  • polimedicados20.blogspot.com.es
  • www.abueloactual.net



10 comentarios:

  1. Cuando tomas de 10 a 20 pastillas como hablamos, necesitas organizarte y muy bien.
    Yo sabes que soy anti-pastillero pero para mí (lo relaciono con mi antiguo trabajo). A los demás se lo recomendaría a todo el mundo que tenga mucha medicación.
    Hagas lo que hagas, muy importante conservar los prospectos.

    ResponderEliminar
  2. Por su puesto, cada uno se lo organiza como le resulta más fácil. Lo importante ante todo es organizarse bien y no errar, ya que puede ser muy grave.
    Lógico que aborrezcas los pastilleros, los habrás visto por decenas y bien cargados... muy lógico.
    Y lo de los prospectos es super-importante. Yo de hecho, los tengo en una carpetita guardados. No sólo de mis fármaco actuales, sino también de todo lo que he tomado.
    Gracias por comentar guapetona!! Un abrazo!!! :*

    ResponderEliminar
  3. Qué razón tienes, con tantas pastillas hay que llevar un buen control. Yo las preparo como tú, una vez a la semana y poniendo los medicamentos uno por uno; se ve que somos unas expertas ;) Tengo un pastillero parecido al tuyo con días individuales, además de estar mejor organizado es muy práctico porque el día que salgo a cenar por ahí meto en el bolso la cajita de ese día y listo, no tengo que andar cambiando las pastillas de sitio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos convertimos en unas profesionales ya con la experiencia!! Es muy cómodo, no tienes que cargar con todo el pastillero a cuesta, sacas el del dia y al bolso con él!!!
      Gracias por tu comentario. Un abrazo! <3

      Eliminar
  4. Gran verdad yo tiro de móvil para tomar mi pastillas. Por cierto tenemos una pastilla azul muy parecida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! El móvil siempre ayuda mucho, a mí en las citas médicas. Es como mi secretaria! Pastilla azul? Creo que de ese color no uso, pero tengo unas moraditas que son la caña! XD.

      Un abrazo, guapetón!! :*

      Eliminar
  5. Yo también uso pastillero. Me resistí durante años a hacerme con uno (siempre pensaba que eran cosas de personas mayores)... Hasta que me di cuenta de que, a veces, se me olvidaban algunas pastillas. Sobre todo los analgésicos (y, ante la duda, por no tomar dosis doble, me aguantaba hasta la siguiente toma). Así que cedí y me compré un pastillero. Lo cierto es que me facilita mucho la existencia. Igual que tú, lo recargo una vez a la semana y me despreocupo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por desgracia asociamos pastillero a persona anciana, olvidadiza que tiene que medicarse. Pero las enfermedades no tienen edad, y cuando estamos polimedicados, este utensilio es lo mejor que podemos tener para controlar bien lo que tomamos... y aún así puede que alguna vez se nos escape algo, pero hay menos posibilidades.
      Y encima es cómodo!!
      Un abrazo Carmen! :*

      Eliminar
  6. Hola Ana!! Me gustó mucho tu post cuando lo leí el viernes y ahora con calma te lo comento. Nos lo tomamos con humor el mundo pasti, y eso me encanta y me parece fantástico, pero aparte de todo eso, el tema que nos expones tiene mucha importancia!!!
    A mi me pasa, no te creas, que tengo medicinas genéricas que entre sí, son muy similares y fáciles de confundir... Y eso es un peligro!!
    Vamos!!! Qué pastilleros más cool!!! El mío es supercutre!!!
    Bueno Ana espero que estés bien, ok?
    Un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gema! Es que con el tema de las pastillas hay que ser cuidadoso, y más cuando se parecen tanto entre sí, algo que suele ser muy habitual.
      Hay muchas movilizaciones y peticiones para este tema y evitar los errores en la medicación. No son caramelos precisamente!
      Me alegro de que te haya gustado mi pastillero, ya es una extensión de mi cuerpo porque va conmigo siempre!
      Un fuerte abrazo! :*

      Eliminar